miércoles, 22 de febrero de 2012

XXVIII Maratón de Sevilla

El domingo 19 de febrero se celebró la Maratón de Sevilla y cerca de 5.500 personas quisimos emular a Filípides recorriendo la mítica distancia de 42km y 195m.

Uno de los momentos más emocionantes que viví aquel día fueron aquellos instantes previos a la salida con todos esos atletas juntos aguardando el disparo de salida. Cada uno con su historia personal pero todos compartíamos un único objetivo, conquistar la distancia.Un cúmulo de sensaciones se respiraba en el ambiente, los ojos de cualquier atleta reflejaban respeto, nerviosismo e ilusión.
La maratón no es una carrera sin más es toda una aventura.

A las 09:30 se dío el pistoletazo de salida y no había vuelta atrás, junto a miles de atletas estaba solo, competía conmigo mismo y mi objetivo era acabar y acercarme a las 4 horas.
Comenzé marcando un ritmo cómodo desde el principio y las sensaciones eran muy buenas.
Mientras iban pasando los km intentaba no pensar, disfrutaba del ambiente, los paisajes, el público...a veces cuando la mente se aburría empezaba a recordar películas, canciones...cualquier cosas era buena con tal de engañarla y que no me resultase tedioso todo aquel esfuerzo.

El paso por el km 21 fue muy especial, signicaba que llegaba al ecuador de la prueba, y las sensaciones seguían siendo muy buenas. La meta estaba cada vez más cerca. Unos km más adelante reconozco entre la gente a mi amigo Dani que me espera en bici para acompañarme en esta última parte del recorrido.
Al llegar al km 30 comenzaba lo "bueno" de la maratón, el esfuerzo se dejaba sentir en piernas pero aún mantenía el mismo ritmo de salida. Hasta llegar al km 37 en el cual dejé de correr y me puse a andar, fue una sensación extraña y difícil de explicar, simplemnte me cansé de correr. Alrededor de unos 10min estuve andando luego quise recuperar el ritmo de carrera pero ya no volvió a ser el mismo.

Mi mentalidad cambió al pasar por el km 40, la motivación se apoderó de mí y volví a correr. Ya estaba hecho y lo había vuelto a conseguir. Esos ultimos km, esa entrada al estadio Olímpico, esos últimos metros.... fueron realmente emocionantes. Puro disfrute.

Tiempo oficial: 4h11min17seg.



5 comentarios:

  1. Enhorabuena, amigo!!! Otro momento más para recordar!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que lo consiguieras. Está claro que terminar un maratón es algo muy especial

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  4. Me da la sensación que no será la única maratón en la que participes. El "raye" final pasa a veces, no debes preocuparte.
    Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar